Los niños no comparten muchas veces con sus padres porque no hay una comunicación bidireccional, hay información. Lo primero es saber que les interesa a nuestros hijos para hablar de eso, lo segundo es compartir… Ver vídeo