“Vive, ama, cree, y con la gracia de Dios, no desesperes nunca”. Esa fue una de las lecciones que el Papa Francisco impartió a los jóvenes en una catequesis dirigida de forma personal a ellos durante la Audiencia General celebrada este miércoles en la Plaza de San Pedro.

En un discurso que sorprendió a los presentes por su lenguaje directo y su profundo mensaje optimista y motivador, con el objetivo de animar a los jóvenes a comprometerse con sus vidas y con la sociedad, el Santo Padre detalló 10 importantes lecciones. Lea artículo completo aquí.