La sonrisa y la alegría

Sonreír porque Dios sonríe, sonreír porque con mis defectos soy cómico, sonreír porque los demás lo necesitan. Son las tres sonrisas que deben caracterizar a un cristiano.

Artículo de Carlo de Marchi, Vicario del Opus Dei para el Centro-Sur de Italia.

“No se puede anunciar el Evangelio con cara de funeral”. La provocación de Papa Francisco no es una broma casual, y la idea de que los cristianos no deben mostrarse tristes no es nueva: “¡Deberían cantarme cantos mejores, para que yo me decida a creer en su Salvador! ¡Sería necesario que sus discípulos tuvieran más aspecto de gente salvada!”, decía Nietzsche.

Pero ¿cómo ser capaces de sonreír cuando las preocupaciones, el trabajo, los pequeños contratiempos y los grandes dolores son tan frecuentes en la vida? Lea el artículo completo aquí.

Texto e imagen tomado de: www.opusdei.es/es-es/

2017-09-04T08:35:50+00:00 lunes, septiembre 4, 2017|Artículos Recomendados|